Decoración de departamentos pequeños: 47 m² nórdicos con aires rústicos

Departamento pequeño en estilo nórdico y rústico

Cocina de estilo nórdico y rústico

Hermoso departamento pequeño de 47 metros² de estilo nórdico con decoración sencilla. Los muebles en el living-comedor  patinados en blanco y los de la cocina, en el mismo color junto a la estantería abierta dan al departamento un estilo rústico o de campo bien definido.

Living – Comedor

El color blanco, la ausencia de detalles, paredes limpias y los accesorios simples que encontramos en este pequeño departamento decorado en estilo nórdico dan a la estancia un ambiente que favorece la calma. Sus escasos 47 metros² no impiden que tenga todo lo necesario para ser habitado por una o dos personas: living, cocina, dormitorio, baño y una pequeña terraza son las estancias de una vivienda con mucha luz que, tanto en los suelos de madera espigada del salón para los que se ha elegido el color haya, como en las suaves líneas de su mobiliario nos recuerda a las viviendas del norte de Europa, es cierto que las lámparas de araña y la combinación de algunos elementos decorativos rústicos, como cestas de mimbre, le dan un toque aún más acogedor.

Decoración departamento pequeño en estilo rústico y nórdico 1

Decoración departamento pequeño en estilo rústico y nórdico 2

Junto a la ventana del salón, en la que se han instalado estores blancos de lino, a fin de ocultar dejando pasar la luminosidad, se han colocado las sillas y la mesa decapadas en el mismo color donde un precioso centro de rosas blancas naturales y dos enormes candelabros ponen elegancia a la mesa preparada para cuatro comensales. En la pared lateral, el amplio y espacioso sofá, para el que se ha elegido el color beige, permite disfrutar desde el mismo del único elemento que encontramos colgado en la pared del salón: la televisión.

La TV es el único objeto colgado en las paredes. El contraste con el resto de la decoración nórdica y rústica es notable pero se integra bien

Cocina

Los fogones de gas y las dos profundas pilas del fregadero de porcelana encastradas le ponen un punto antiguo a esta cocina que ha sido amueblada en blanco, con armarios bajos, esquineros y estanterías en la parte superior, aprovechando todos los espacios. Los elementos decorativos de la misma se han armonizado usando tonos pastel, dejando a la vista los pequeños electrodomésticos de uso diario y haciendo que sea la mesa auxiliar en color haya el centro de esta útil cocina con espacio suficiente para preparar el menú de sus dueños y de algunos amigos ocasionales.

Cocina nórdica con muebles bajo mesada rústicos

Vista desde el comedor de la cocina. Al mantener el blanco como color principal se da continuidad entre los diferentes ambientes y en la decoración

Las ventanas de vidrio repartido potencian la luminosidad de la cocina blanca

Los estantes abiertos suman espacio de guardado y decoran. Complementan la cuota rústica en la decoración aportada por los muebles bajo mesada

Algunas de las paredes de la cocina fueron revestidas en madera en el mismo estilo rústico que el de los muebles de cocina

Cocina de estilo nórdico y rústico en un departamento pequeño de 47 metros

Dormitorio

La cocina continua también hacia un pequeño distribuidor que da acceso al dormitorio y al baño. Para el dormitorio se ha seguido escogiendo el blanco en la pintura, los muebles y la ropa de cama.

En el dormitorio la decoración explota los mismos colores que en el resto del departamento, logrando crear una ambientación relajada

Baño

En el baño se ha elegido un lavabo al aire, una estantería de pie en la que las cestas blancas de mimbre hacen de cajones auxiliares y una preciosa bañera independiente de estilo inglés en la que se pueden disfrutar de relajantes baños en esta casa en la que se respira calma desde el instante en que se entra y donde las amplias ventanas dejan pasar la luz natural haciendo más cálido aún el ambiente.

El único baño del departamento en blanco y negro con detalles que aportan un toque rústico y cálido a la decoración

Terraza

Desde la cocina se accede a una terraza que, a modo de pequeño mirador, da vistas a toda la ciudad y que ha sido decorada como pequeño “office” para desayunos, comidas rápidas o meriendas en los días de sol. Dos sillas y una pequeña mesa velador plegables son el mobiliario de esta solana que ha sido rematada con preciosos arreglos de flores naturales en los mismos tonos claros que está decorada toda la casa.

Balcón-terraza pequeño que extiende el área funcional de la cocina

Via Oscars

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Deja un comentario