Deco en espacios reducidos: monoambiente nórdico de 35 metros²

Deco en espacios reducidos: monoambiente nórdico de 35 metros²
Cuanta tranquilidad que transmiten los interiores nórdicos. Es un estilo que se caracteriza por lo simple y fácil de aplicar a cualquier ambiente haciéndolo ideal para espacios reducidos…

En este caso se trata de un cómodo monoambiente de 35 metros² con buena distribución que cuenta con un ambiente principal cuya luminosidad es potenciada por los colores claros que se han elegido para decorarlo: tanto las paredes como la carpintería de puertas y ventanas y el piso de madera se han pintado de blanco. Los muebles de estilo escandinavo de diseño muy simple le aportan ligereza a la decoración.

Sector del living en el ambiente principal del monoambiente

El sector del living del monoambiente, junto a una chimenea antigua que ha sido restaurada. El sillón de dos cuerpos es un clásico del diseño escandinavo, acompañado por una silla de madera con apoyabrazos y una mesa de centro de metal pintado de blanco, de líneas minimalistas. La alfombra de lana con motivos en blanco y negro dan la terminación final al área del living.

El living y el sector del dormitorio ocupan un mimso ambiente
La cama en un rincón junto a la ventana configuran el dormitorio del monoambiente

En el ambiente principal, el área para el dormitorio se armó en un rincón debajo de la ventana y está compuesto tan sólo por una cama con ropa de cama blanca, una mesita lateral que hace de mesa de luz y un aplique de luz colgado en la pared. Las plantas de interior en la ventana complementan la decoración.

La ropa de cama y textiles blancos integran el dormitorio a la decoración del monoambiente
Paredes blancas, piso de madera y carpintería también blanca hacen que el monoambiente sea más amplio visualmente a la vez que potencian la luz del exterior

Hall de entrada del monoambiente que comunica con el ambiente principal, el baño y la cocina

Para la cocina y el sector del hall, que comunica la entrada con el ambiente principal y el cuarto de baño se eligió una propuesta más atrevida, revistiendo las paredes con un papel con motivos en blanco y negro, una combinación de colores que suele usarse a menudo en ambientaciones de estilo nórdico.

Un pequeño espacio de trabajo junto a la puerta de entrada y la cocina

En el recibidor del monoambiente se colocó una mesa pequeña acompañada de un taburete bajo metálico que sirve de lugar de apoyo y como de escritorio. A la derecha, nos encontramos con la cocina con espacio para una mesa pequeña y un par de sillas, todo en madera.

La cocina del monoambiente cuenta con lugar para una pequeña mesa de comedor y sillas, todos en madera

Los muebles de cocina blancos con tiradores de cuero marrón, junto a la alzada realizada con azulejos blancos en un estilo muy simple, contrastan con el empapelado que reviste las paredes a su alrededor. La distribución lineal de la cocina la hace más cómoda y permite aprovechar la superficie de la mesa como espacio de preparación de comidas.

La cocina del monoambiente tiene una distribución lineal que facilita la circulación y preparación de comidas
Plantas de interior complementan la decoración de la cocina-comedor

Como en el ambiente principal, en las ventanas se colocaron plantas en maceta para añadir un color diferente a la decoración.

El empapelado en blanco y negro junto a las sillas y mesa de madera antigua dan un aire retro a la decoración de la cocina-comedor

Primer plano del comedor. El conjunto de la mesa de madera antigua con las sillas en el mismo material y el empapelado de fondo dan a este espacio cierto aire retro. Para iluminar, una lámpara colgante super sencilla realizada con cemento.

Plano del monoambiente
Plano del monoambiente

Via Alvhem

Deja un comentario