Loft en TriBeCa decorado en rosa

Loft con decoración en tonos rosa

El pasado industrial y también artístico del famoso barrio de TriBeCa en Nueva York está presente en este bonito loft situado en uno de los barrios de moda de la ciudad en el que muchos artistas, famosos del cine y la música han instalado sus viviendas.

Un gran espacio abierto de altos e irregulares techos en los que se ha intentado conservar su esencia, grandes ventanales que aportan mucha luz natural y en el que los tonos rosas sorprenden por la combinación y la elegancia con la que han sido utilizados en todo el loft.

La cocina, el living y la zona de trabajo están en el mismo ambiente abierto, delimitado por los materiales de los suelos, ya que el laminado color madera termina donde comienza el cementado de la cocina.

Loft con decoración en tonos rosa 1

El living, situado junto a un gran rincón de estilizadas ventanas se ha vestido sobre una alfombra de rayas multicolor. Un gran sofá modular fucsia en forma de “L” ocupa gran parte de este ambiente, en el que el color madera se ha aplicado a los restantes muebles de estilo moderno: la mesa de centro, el mueble de televisión, las sillas y la biblioteca de diseño.

Loft con decoración en tonos rosa 2

En la cocina el blanco de los muebles se ha combinado perfectamente con los modernos y altos taburetes de respaldos fucsia que acompañan a la gran isla gris de cemento alisado gris que se utiliza como zona de trabajo culinario, mesa para desayunos y ligeras comidas o meriendas.

Loft con decoración en tonos rosa 3

Al fondo, la zona de trabajo está decorada en blanco con varios puntos de atracción en verde y negro. Un gran escritorio, con múltiples cajoneras dejan mucho espacio para almacenaje. Un gran sillón de oficina da la espalda a una amplia mesa multifunción, ya que se utiliza tanto para trabajar en ella como para organizar comidas o cenas con amigos/as cuando no se desea hacer uso de la informalidad de la cocina o el salón.

Loft con decoración en tonos rosa 4

El dormitorio es el único ambiente del loft que goza de independencia, aunque su acceso es a través de un arco de paso sin puerta. Los colores de la pared hacen la propia decoración del dormitorio, ya que se ha pintado en tres tonos: rojo oscuro brillante en la parte baja y rosa chicle en la parte más alta del cabecero de cama y rosa claro en las demás paredes. Varios cojines y dos modernos cuadros en la misma tonalidad adornan esta pared. Las mesas auxiliares blancas a modo de modernos veladores, a juego con la ropa de cama y cuatro lámparas colgantes de original y estiloso diseño en cruz sorprenden por la originalidad y dan una cálida luz a este precioso dormitorio.

Fresco, dinámico, vivo, así es el ambiente que reina en las estancias y zonas de esta actual vivienda en la que el estilo personal de sus propietarios se mezcla con el colorido perfectamente combinado y aplicado, obteniendo un resultado sumamente atractivo.

Via digdigs