Loft industrial con decoración rústica y escandinava

Loft industrial con decoración rústica y escandinava

En esta nota te mostramos un loft con espacios abiertos e integrados y una decoración que combina los detalles en estilo industrial propios de la construcción con otros de estilos rústico, escandinavo y náutico.

El loft es de medidas amplias: tiene 116 metros² de superficie y techos que rozan los 4,30 metros de altura. La mayoría del espacio se lo lleva el ambiente principal o espacio social, donde funcionan las áreas del living, comedor y cocina, cada una bien delimitada gracias a la bien pensada distribución de los muebles. Cuenta con un único dormitorio, que se armó en el rincón menos transitado y luminoso con una división metálica y vidrio repartido que imita los ventanales originales.

Grandes ventanales de vidrio repartido y columnas, junto a paredes de ladrillo visto pintadas de blanco y pisos de cemento alisado aportan al espacio un marcado estilo industrial. Para balancear todos estos elementos fríos y crear espacios cálidos se utilizaron accesorios de madera natural y muebles rústicos, junto a accesorios textiles en una combinación de colores que encontramos en casas de inspiración escandinava.

Ambiente principal del loft que integra las áreas del living, comedor y cocina

Living del loft, organizado alrededor de la TV y estufa

El living está formado por un gran sofá esquinero gris, con dos sillones individuales o butacas complementarios en estilos diferentes. Los muebles se distribuyeron alrededor de la estufa de etanol y la TV.

Estufa o chimenea de etanol y TV como puntos focales del living

La chimenea o estufa de etanol es de diseño minimalista y moderno. Sobre ella se colgó la TV en la pared, con un estante de madera rústica de poca profundidad que sirve para separar ambos elementos.

Pared de durlock para contener la estufa y cableado eléctrico. Espacio de guardado extra para libros y electrónicos pequeños como el módem

La instalación de la estufa requirió la construcción de una pared de durlock para contenerla. En el espacio sobrante a los costados se incluyeron estantes del mismo material de la pared que sirven para guardar libros y ocultar electrónicos pequeños como el módem. La pared también contiene la instalación eléctrica que permite colgar la TV sin cables a la vista.

Muebles rústicos de madera natural suman calidez a la decoración y ambientes de estilo industrial

La mesa de centro del living es de diseño artesanal y estilo rústico. La incorporacion de muebles en maderas naturales fue clave en la decoración del loft. No solo aportan textura y calidez sino que además  ayudan a balancear los elementos fríos característicos de este tipo de construcción.

Sector del comedor formal, con muebles recuperados y pintados

En uno de los extremos del ambiente principal se ubica el comedor formal del loft. La mesa de comedor y las sillas fueron recuperadas y pintadas para darle nueva vida. Como iluminación se colocaron varías lámparas colgantes básicas que en conjunto generan un diseño interesante y original.

Como iluminación del comedor se instalaron varias lámparas colgantes creando un diseño original que juega con la elevada altura de los techos

Vitrina recuperada en el mismo estilo que la mesa de comedor y sillas. Sirve para guardar los materiales de trabajo u oficina y así dejar la superficie del escritorio libre

También en el comedor, una vitrina recuperada y pintada en el mismo tono que la mesa suma espacio de guardado para pequeños objetos decorativos y accesorios de oficina.

Espacio de trabajo, creado con un escritorio con tapa de madera rústica y una cajonera metálica, apoyado sobre la parte de atrás del sofá esquinero para aprovechar el espacio.

Entre las áreas del living y el comedor se armó un espacio de trabajo con un escritorio en madera rústica y cajonera metálica. Al estar apoyado sobre la parte de atrás del sofá ahorra espacio y queda bien contenido sin estorbar.

Más muebles rústicos, aquí sobre un radiador antiguo, con plantas para decorar

Entrada al loft, un espacio sencillo y bien lograda con pocos elementos decorativos

La entrada del loft. Sobre la pared se instaló un estante largo de poca profundidad en madera natural gastada que genera una superficie para apoyar y dejar pequeños objetos al entrar a la vivienda. Un banquito rústico, un espejo redondo y un perchero terminan de configurar el espacio mientras que un potus en maceta suma un color diferente a la decoración.

Soporte levadizo para guardar la bicicleta en altura. Ideal para espacios reducidos.

Para la bicicleta se instaló un soporte levadizo que permite guardarla en altura evitando que entorpezca el paso. Es una buena opción para espacios reducidos ya que no ocupa lugar y es fácil de usar: con una soga / polea se eleva o baja. Podés comprar este tipo de soportes para bicicletas en MercadoLibre.

En los pocos elementos que componen la entrada al loft se puede ver la paleta de color completa utilizada en la decoración de toda la vivienda. Una paleta de inspiración escandinava.

Espejo redondo, perchero, estante de madera rústica y objetos decorativos de estilo náutico

Cocina con diseño en L que aprovecha un rincón del loft

La cocina está integrada al ambiente principal del loft. Es de estilo actual, con muebles de cocina oscuros que se combinan con una alacena con puertas de vidrio en blanco. Una mesa alta con taburetes funciona como comedor informal y delimita visualmente el área de la cocina.

Muebles de cocina bajomesada en madera oscura y alacena con vidrio repartido en color blanco. Sobre ella, cuadros en blanco y negro y objetos náuticos

En todo el loft se pueden encontrar objetos inspirados y relacionados al entorno marítimo, sumando una cuota de estilo náutico a la decoración y esa estética característica que podemos encontrar en las casas de playas o cercanas a la costa. Un estilo que por cierto se complementa muy bien con los muebles rústicos de madera.

La combinación de colores tan neutrales da una estética nórdica a la decoración de la cocina

Vista desde la cocina hacia el hall o pasillo que conduce al dormitorio del loft

Junto a la cocina está el pasillo que comunica con el dormitorio del loft. Un conjunto de muchos cuadros con motivos botánicos decoran la pared.

Pasillo hacia el dormitorio, con lockers metálicos antiguos para guardar cosas.

El hall que conduce hacia el único dormitorio, con lockers para guardar cosas que acentúan el estilo industrial de la construcción.

Para dividir el dormitorio del ambiente principal se instaló una estructura metálica con puerta y vidrio repartidos que repite el diseño de los grandes ventanales.

El dormitorio se armó en el rincón más oscuro y aislado del loft. Está separado mediante una estructura con puerta de hierro y vidrio repartido que imita en diseño a los grandes ventanales del ambiente principal. Las cortinas dan privacidad extra sin quitarle luz al espacio.

Dormitorio del loft con decoración sobria y neutral, con muebles de madera en variados estilos.

El dormitorio es sobrio y neutral. Las paredes se revistieron con paneles de madera que dan un estilo clásico a la decoración. Los muebles son de estilos diferentes pero gracias a la terminación en madera oscura crean una ambientación uniforme en la que todo combina de forma natural.

Via ApartmentTherapy

Deja un comentario