Diseño minimalista en un monoambiente pequeño

Diseño minimalista en un monoambiente pequeño

Un avejentado monoambiente adquiere nueva vida con muy pocos cambios. Pocos pero efectivos y sobre todo, fáciles de aplicar.

Se trata de un monoambiente de 37 metros² perteneciente a un diseñador gráfico. El objetivo era hacer de su hogar un lugar más abierto y espacioso, reformar la kitchenette y añadir elementos gráficos a la decoración.

La gente de Home Polish (una empresa que se dedica a renovar espacios y decorarlos) llevaron adelante el trabajo y el resultado está a la vista: un ambiente acogedor, cómodo, sin divisiones internas y sumamente funcional.

El interior es de estilo minimalista con acentos nórdicos que se hacen evidentes en la elección del blanco para todas las paredes del monoambiente, ayudando a unificar las diferentes áreas y a potenciar la luz. Los pisos de madera en tonalidades claras terminan de dar el look escandinavo a la decoración.

Monoambiente pequeño minimalista: sector del dormitorio en un rincón y decorado con cuadros y elementos gráficos

El sector del dormitorio se armó en uno de los extremos del monoambiente para que no afectara la circulación dentro de la propiedad y tuviera más intimidad. Dos pequeños estantes flotantes hacen de mesas de luz sin ocupar valiosos metros. El conjunto de cuadros dispuestos geométricamente sobre la pared de la cama actúan a modo de respaldo de cama y terminan de enmarcar el sector, aportando color y originalidad a la decoración.

Monoambiente pequeño minimalista: estantes flotantes para sumar espacio de guardado sin ocupar lugar

Estantes flotantes en color blanco fueron una elección acertada para sumar espacio de apoyo y guardado sin ocupar mucho lugar. Sobre ellos, una curada colección de libros y objetos que decoran con sus colores y crean puntos de atención.

Monoambiente pequeño minimalista: la decoración combina lo minimalista con lo nórdico, presente en la paleta de color elegida para el interior

Monoambiente pequeño minimalista: el área de estar está formada por una isla de cocina que separa ambos espacios y un par de taburetes

A la kitchenette original del monoambiente se le dio un aspecto más de cocina regular, integrándola al resto del ambiente y unificando los colores con los del resto de la vivienda

La cocina fue el área que más trabajo demandó. Originalmente era una kitchenette diminuta, pero se reorganizó para hacerla más funcional y espaciosa. Las alacenas se pintaron de blanco para unifcar la paleta de color de todo el monoambiente. Se fabricó a medida un mueble tipo isla que además de usarse como mesa, sirve para separar visualmente la cocina del resto del monoambiente.

Mueble de Ikea convertido en bar, una solución que permite almacenar elementos de uso cotidiano e incorporarlos a la decoración

Un mueble de Ikea convertido en bar y ubicado cerca de la cocina. Los objetos de uso diario se incorporan a la decoración de manera natural permitiendo prescindir de otros accesorios para tales fines, haciendo que el diseño minimalista prevalezca en el monoambiente.

Los muebles se mantuvieron al mínimo. Se utilizaron alfombras para separar visualmente las áreas del monoambiente.

Para que el sector del dormitorio quede mejor delimitado visualmente, se colocó una alfombra que cumple dicho objetivo y añade texturas a la decoración. El dúo blanco y negro refuerzan la estética nórdica.

Entrada del monoambiente, con un perchero y un banquito

La entrada al monoambiente, simple, cómoda y minimalista.

El monoambiente cuenta con un armario de tamaño mediano que el dueño utiliza para guardar sus herramientas de trabajo

El equipo de Home Polish también reorganizó el interior de un armario que el dueño utiliza para guardar todos sus elementos de trabajo.

Fotos de Claire Esparros via Home Polish.

5 comentarios en “Diseño minimalista en un monoambiente pequeño

Deja un comentario